top of page

La travesía del astral-2 El miedo: prueba de la fe


En la base, el miedo es una emoción que apunta a favorecer la supervivencia mediante el emisión de un estrés compuesto de señales neuronales y de ahuyentar / proyección de hormonas para obtener una reacción rápida y adecuada del tema frente a un peligro.

La reacción del miedo está relacionada con el impulso de supervivencia.

En nuestros espejos humanos socialicen, el miedo ha conquistado un territorio mucho más amplio que la simple reacción saludable. Ya no es sólo un miedo del momento presente: existen "miedos al pasado" como estrés post-Traumático (recuerdos), o miedos del futuro (proyecciones). Miedos concretos y conscientes como las fobias, pero también miedos abstractos, difusos o inconscientes como el miedo a equivocarse, morir, o el miedo a... vivir. Miedo a sí mismo, miedo a los demás. Miedo por sí mismo, miedo para los demás. Miedo a lo invisible, lo indecible, lo imposible.

En el marco del proceso de despertar, el miedo se manifiesta en los pasajes de vida-Muerte-Vida, cuando se derrumban pans de creencias antiguas para dejar lugar a nuevas comprensión y a una ampliación de la conciencia. Ella se manifiesta entonces como miedo a lo desconocido y miedo existencial. A menudo es una emoción de defensa, de resistencia a la vida. El miedo a vivir, sentir, atreverse. El miedo de su propio poder, de su responsabilidad. Aquí se convierte en la expresión del impulso de muerte.

El miedo instale, aprieta y corte: interrumpe el flujo fluido de la energía amor.

Ante el miedo, la tentación a menudo es dejar de avanzar, o incluso de alejarse. Ella detiene el movimiento.

Como en todas partes / siempre en esta travesía interior, avanzamos en equilibrio siguiendo el hilo, con la necesidad de la prudencia y la vigilancia, por una parte, y la implementación del coraje (el corazón a la obra) y de la Impulso de vida por otra parte.

Las frecuencias armónicas que nos van a ayudar a alinear son la confianza (1ro chakra, raíz) y la paz (4º Chakra, corazón).

En este artículo voy a mencionar algunas experiencias vividas a veces durante el proceso de despertar, donde el miedo interfiere y debe ser forjado.

Aclaro que no me refiero específicamente al viaje astral, que no me es una práctica familiar. El viaje astral es una proyección yang de la conciencia fuera del cuerpo físico, a través del soporte de un cuerpo sutil llamado cuerpo astral. Mi práctica es de naturaleza mucho más yin, receptiva. Yo muy fácilmente en estados modificados de conciencia, en los que recibo todo tipo de información que transitan a través de mí e interactúan con mi estructura energética. El movimiento ocurre en el otro sentido, mi interfaz humana interior es el lugar de la conexión.

********************************

La rareza

La conexión al plano astral puede provocar serios estrés relacionados con miedos y choques ontológicas. La rareza ocurre en estados modificados de conciencia o en aparición de fenómenos extraordinarios en el mundo ordinario.

En estado modificado de conciencia, experimentamos nuevas visiones de la realidad, nuevas sensaciones, los puntos habituales ya no funcionan. Esto crea sensaciones de extrañeza que pueden desestabilizar la estructura psíquica del tema y cuestionar su sistema de identificación y creencias, yendo hasta un colapso parcial o total de la construcción psíquica. Si esto a veces es beneficioso y necesario para desmontar la ilusión que mantenía la cárcel, puede ser dramática y violenta si el tema oscuro en el miedo a lo desconocido, la angustia de la impotencia y la angustia de la nada; o bien si se resiste a La experiencia y crea entonces tensiones aún más fuertes que van a paralizar el estado de estrés.

Cuando experimentamos la rareza, debemos aprovechar en los recursos de la fe, de la confianza que somos guiados por el interior para nuestro mayor bien cuando vivimos estos procesos, y podemos dejarnos cruzar por la experiencia igual Que la crucemos. Abrir, diluir, respirar, dejar circular sin centrarse en lo que se percibe. En la medida de lo posible, vibrar las frecuencias de la gratitud y el asombro, que van a condicionar la forma percibida hacia la alegría / armonía y alejarlo del miedo / caos.

Es importante también estar acompañado de semejantes que viven los mismos tipos de experiencias (o de un buen terapeuta) con los que compartir, poder testificar de estos vividos y ser tranquilizado, oído, escuchado sin juicio, para incorporar poco a poco la experiencia y Reconstruir con ella en nuevas bases.

********************************

Cuando experimentamos fenómenos extraordinarios, normalmente imposibles, que ocurren en la realidad ordinaria y que no entendemos su fuente, su causa, podemos ser incautados aquí también de extrañeza. El mental va a querer entender los fenómenos, los, hacerlos entrar en una creencia o una lógica, o si no lo hace, intentará borrarlos de la memoria, porque de lo contrario crea un bug cognitivo que genera estrés : nuestro sistema psíquico y neuronal necesita coherencia, estabilidad, hacer entrar la realidad en un molde aceptable. Pero la conexión con el mundo astral (especialmente cuando hemos desarrollado facultades mediúmnica y somos puertas entre los mundos) provoca numerosas la entre los planes y la aparición de situaciones normalmente consideradas "imposibles" en realidad ordinaria.

Al igual que en el caso anterior, la experiencia puede inclinarse en un sentido u otro según la actitud interior en la que nos en. Cuando era adolescente, tuve miedos terribles en un momento en que los fenómenos se desbordaban a mi alrededor sin que entendiera su procedencia ni que tuviera la capacidad de los. Los objetos fueron tomados de la "Danza de san guy", los ruidos y movimientos de lo invisible me aterrorizaban, y no tuve más remedio que cerrar la puerta a todos estos fenómenos, hacer máquina trasera y pedir prestado Otro camino de vida, lejos de estas experiencias invisibles que no estaba lista para enfrentar desde el terror que me inspiraban.

Mucho más tarde, cuando la llamada interior imperiosa sonó y tenía más madurez y distancia en cuanto a las formas, otros fenómenos se han producido y siguen pasando en mi experiencia, pero ya no generan miedo, son Integrados a medida por la conciencia que se expande. Ya no estoy en la impotencia con respecto a ellos, los inserto en el marco cooperativo, cocréatif de la experiencia, pero no me ato y no les concedo poder sobre mí.

Más allá de mi testimonio particular, es importante entender la interacción de los fenómenos con el posicionamiento y la actitud psíquica en que nos encontramos. Si estamos angustiado por lo invisible, en creencias en la posibilidad de fenómenos aterradores o maliciosos como los fantasmas y los demonios del bajo-Astral, les abrimos un acceso hasta nosotros. Si no les damos crédito ni atención, no tienen la posibilidad de llegar a nosotros.

**********************************

El bajo-Astral

Si se trata de angustias o de creencias en el poder del mal, el astral podría enfrentar a las visiones colectivas y arquetípicas del inframundo, demonios y otros depredadores.

Aquí está mi visión actual del bajo-Astral.

EL ASTRAL ES EL PLAN / lugar / mundo donde las fuerzas toman forma, pero aún no materia. Existen como formas-Pensamientos, símbolos, arquetipos y a veces entidades, y tienen una vida propia similar a la nuestra en sus necesidades de ser alimentadas, mantenidas, tener un espacio, reproducirse, etc. Van a vivir esencialmente de la atención que les llevan los seres humanos, y del poder que les conceden. De ahí la importancia de concienciar a su sistema de creencias, de elegir y de no conceder poder a las formas para permanecer en su soberanía.

El astral es el plan del inconsciente colectivo, y cada ser humano tiene acceso desde su psique propia, como fractal del todo y lleva entre los mundos. Lo que está en el astral no es nuestra esencia y no nos pertenece. Es primordial no identificar a nosotros ni a nosotros para que no se atar.

El bajo-Astral refleja el impulso de la muerte.

Las formas que se basan en él corresponden a fuerzas en tensión, compresión, generadores de caos / destrucción. El caos es una ruptura de equilibrio.

La vida es movimiento, el equilibrio cambia, las estructuras evolucionan. Hay pequeños y grandes cambios, ya sea a nivel de espejos individuales o sociedades colectivas. No podemos ni debemos resistir al cambio, sino al contrario acompañarlo desde el máximo de fluidez y coherencia para mantener la armonía.

Actualmente vivimos un cambio global de paradigma y las fuerzas caóticas son muy presentes y poderosas, generadores de confusión mental, decompensations psíquicos, burn-Out y trastornos psicóticos de manera exponencial. Esto se debe a múltiples factores conjuntos (nuevas tecnologías basadas en las ondas que descolocan los armónicos del vivo; agonía del paradigma capitalista que revela lo absurdo y la inhumanidad que lo caracterizan; presión, aislamiento, empobrecimiento y debilitamiento social, propaganda terrorífica de una Parte; movimientos cósmicos de elevación de frecuencias y entrada en el anillo de fotones de las pléyades, acompañando al cambio de ciclo terrenal - y más allá - por otra parte).

Para el ego guardián de la supervivencia, el caos es extremadamente preocupante. En el bajo-Astral está asociado con el mal y el miedo.

El bajo-Astral corresponde a una capa de bajas frecuencias del plan astral donde residente " el mal " y " el miedo " como los seres humanos se los representan. Es a la vez el infierno donde permanecen las almas que se creen condenadas, la guarida de los demonios, de Satanás, la guarida de los reptilianos extraterrestres y sus compinches arcontes, pero también el lugar de todas las ideas negras, maldiciones, hechizos tirados , fantasmas, entidades depredadoras y de todo lo que el humano puede imaginar quien lo repugna y lo aterroriza. Estas entidades han tomado forma y vida en el plan astral.

Por una parte, estos "monstruos" corresponden a sectores oscuros de la psique que no han sido transmutés, sublimados, aclarados, alineados e integrados, es la libido primaria, salvaje y pulsional: deseos inconscientes, cumplidos o reprimidos, prohibidos morales , tabúes, culpa, zonas de conflicto interno. Impulsos de muerte, caos, destrucción, auto sabotaje. Codicia, tentación depredadora, sádica o imperialista, sed de toda potencia. Pero también, en un nivel menor, la agresividad, la necesidad de desahogarse, o incluso, a veces, la necesidad de transgresión de la autoridad parental que no ha podido ser resuelto en la adolescencia para ayudar al paso a la edad adulta y que Mantente palpitante.

Por otra parte, reflejan lo que se ha inculcado en la psique del niño en su entorno familiar y cultural, las creencias sobre el bien y el mal, el pecado y la culpa, los mundos invisibles malignos, las imágenes aterradoras que la Han impresionado y que aún lo habitan en la edad adulta sin que sea consciente.

Sin olvidar, lamentablemente, los abusos físicos y psíquicos sufridos por muchos niños dentro de sus familias, que crean una inseguridad interior insondable, un conflicto de lealtad perverso y el miedo a replicar ese legado a pesar de sí mismo. En este caso preciso el miedo se convierte en un miedo de uno mismo, de este monstruo que podríamos ser.

Estas tensiones están contenidas, enterradas, presas de la psique que no quiere se a sí misma y asumir que también hay esto, atrapado en él. La tentación es poner " el mal " por fuera, decretar que es el otro que es el " Villano de la película " (lo que genera impotencia e irresponsabilidad).

La negación se reconoce por una parte por la negativa a admitir que la psique humana está atravesada por todo, lo mejor como lo peor, y por otra parte por la voluntad de creer o de parecer ser sólo luz: este mecanismo crea un velo de Ilusión, de auto-ilusión donde el mal es necesariamente rechazado en el exterior por la conciencia, mientras que en realidad se mantiene bajo la capa de la negación, que engendra disociación, separación, y el enterramiento profundo de fuerzas comprimidas.

Hay que entender que es una protección psíquica. Aquí la negación es un guardián del umbral. El velo del olvido protege de lo insoportable, lo inaceptable, lo imperdonable, lo inmoral, de lo que no pudo ser tratado e integrado antes. La negación es un mecanismo del impulso de supervivencia para contrarrestar el impulso de la muerte.

Pero si es necesario por un tiempo, esta negación constituye un cerrojo que podemos abrir cuando estamos listos, cuando hemos alcanzado una madurez psíquica, una apertura espiritual y una coherencia estructural que nos van a permitir cuidar por fin de lo que era Quedé en sufrimiento. La disociación es la base de la separación. Nuestra obra es la de la unificación, la integración, la puesta en acuerdo, en armonía, en coherencia.

Cuando encontramos el verdadero amor, lo que somos en esencia, la vibración de vida, ese pulso que engloba todo lo que es, que alimenta, que crea, que cura, que aclara todo, estamos listos para trabajar en nuestro interior , a hacer que el impulso de la vida triunfe.

Pero cuidado con no abrir la caja de pandora a la ligera! No recomiendo aventurarse en el mundo astral en un modo recreativo, para satisfacer su curiosidad, por efecto de moda, voluntad personal o con la esperanza de allí poderes.

Este trabajo se hace a petición del ser en el marco del proceso transformacional, y la personalidad está invitada a alinearse y a posicionarse en receptividad y humildad.

******************************

Algunas pistas para ayudarnos cuando el bajo-Astral se manifiesta:

Atención a nuestras creencias, a lo que llevamos nuestra atención y lo que mantenemos: si creemos en la existencia y el poder del bajo-Astral hasta nuestro plan ordinario, creamos la posibilidad de experimentar esta realidad, y por lo tanto de Invitar fenómenos malignos hasta el plan físico. Incluso podemos convertirse en títeres de fuerzas oscuras, son los fenómenos de posesión y algunos delirios psicóticos.

Las entidades del astral sólo pueden influir en nosotros si les damos permiso. Es por el miedo, la fascinación y la tentación que suscitan que ejercen el control y amplían su influencia en la psique del tema. Aprendamos a decir " no ", " Fuera! " a las entidades del bajo-Astral si se presentan en nosotros.

No es necesario embarcarse en historias que asustan. Tan pronto como sentimos una parte de miedo o creencia en la posibilidad del poder de estas entidades, debemos cambiar nuestra actitud y posicionarse correctamente: desde nuestro centro y nuestra soberanía, nuestro poder. Luego el trabajo de aclaración consiste en hacer circular la vibración amor en todo lo que se presenta a nosotros, tanto en el interior como en el exterior.

***************************

El recurso al arcángel

El campo del arcángel es el campo de conciencia / presencia / potencia sobre el campo del ángel (en-Yo), que asimila en mi comprensión actual en el campo astral. Etimológicamente, arcángel significa "sobre el ángel".

Cuando tenemos una dificultad en el plan astral, podemos apoyarse en otros planes para resolverlo, y especialmente en el plan archangélique.

(en el artículo sobre la manipulación astral, hablaré de los égrégores y de los intentos de recuperación de los arcángeles especialmente, pero aquí hablo en términos de campos de vibración, sin arquetipos. )

El campo del arcángel es el lugar del equilibrio de las fuerzas, del poder de equilibrar las fuerzas y de alineación en las frecuencias armónicas. Conecta con la ley de uno. Él es antes de las formas y tiene poder en las formas.

Podemos llamar al arcángel, es decir, conectarnos a este campo cuando nos sentimos en dificultad, incapaz de manejar un estrés relacionado con el bajo-Astral.

Cuando se pide su ayuda y protección desde la fe y la humildad de reconocer que nos sentimos limitadas desde la personalidad separada, el arcángel se manifiesta para hacer evolucionar una situación.

El Arcángel me ha hecho vivir dos experiencias innovadoras sobre la gestión de las fuerzas, de las que te estoy testificando aquí, para que te puedan inspirar si lo sientes.

La primera era con una entidad / parte multidimensional que se presentaba en forma de una emperatriz galáctica, que ya había conectado desde hace varios años y que no podía integrar a pesar de múltiples intentos. Estaba atrapada en una burbuja espacial-temporal desde tiempos inmemoriales, y se negó a rendirse. Las imágenes y conexiones que recibía eran muy agresivas e inmorales. Había llevado mucho tiempo el caos y la injusticia, luego había sido interceptada y puesta en contención, pero siempre era arrogante, rebelde y se negaba a ir, atrapada en su no-Espacio-Tiempo, con toda su rabia, su poder y Sus tensiones. Todas las soluciones que había propuesto habían quedado sin eco tanto ella era la vibración de la negativa. Pero un hermoso día, mientras estaba en meditación, en estado modificado de conciencia y que estaba pasando totalmente otra cosa, precisamente una operación de integración genética de la energía de los taquiones, esto requería mucha energía. El Arcángel que intervenía necesitaba fuerza disponible, también fue al astral, abrió la cárcel de la emperatriz (hizo desaparecer las paredes de la cárcel en) luego recuperó toda la fuerza que estaba contenida allí y La ha, la usó para el trabajo que estaba realizando en mi estructura. Desde la conciencia humana yo era el simple testigo de la situación, sin intervenir desde la voluntad personal. Nos conectamos, la emperatriz y yo, las dos muy sorprendidas de la situación. Ella era libre, pero no tenía ninguna potencia, ningún medio a su disposición. Se quedó algún tiempo cerca de mi campo de vibración, pudimos abrir un diálogo en el que finalmente me dio su punto de vista y explicaciones sobre la existencia que había vivido, luego finalmente al cabo de unos días el ser multidimensional a Abierto una gran puerta de luz y fue absorbida adentro, a en paz y unidad. Esta experiencia muestra cómo el arcángel puede cambiar instantáneamente una situación astral y gestionar las fuerzas.

Otra anécdota. Una noche antes de acostarme, llamé al arcángel en protección, lo que es extremadamente raro, porque sentí que algo extraño estaba pasando a mi alrededor. De repente me despierto con urgencia, una presencia negra inmensa arremete sobre mí desde todos los lados, con un aliento abominable. Recuerdo la protección de Michael, y estoy inmediatamente rodeada de una burbuja azul / Blanca eléctrica que hace baluarte en el último momento. Esta burbuja está muy cerca de mí, en mi aura. La presencia negra se derriba sobre la burbuja azul blanco, que absorbe toda su energía al instante, lo impide pasar y transforma esta energía, la " secuestra ", la " trenza " en una especie de cuadrícula. Fue muy rápido, no tuve tiempo de tener mucho miedo pero medí la malignidad de la presencia y la ferocidad del ataque. La eficacia de la protección también. En este proceso de neutralización de los ataques energéticos, la carga no lastima la estructura y no se devuelve al remitente en forma de efecto de retorno para responder: es capturada, neutralizada, reasignada y puesta en trama para servir. Se me ha demostrado que cualquier experiencia, a nivel energético, puede ser aumentada, canalizada. Un ataque no significa necesariamente una lesión o una respuesta. Hay una alternativa superior. Cuando el motivo se separa de la fuerza, que hay neutralización, la energía cosechada es aún más poderosa. En esta trama cuadriculada se asocian las fuerzas + y -: la - del ataque y la + de la respuesta que no es una respuesta sino una creación a partir de la experiencia. El fondo se separa de la forma: la forma = la fuerza, la energía proyectada, se reasignada. El fondo es ignorado, desamparado: ya no hay tensión guerrera ni necesidad de respuesta.

Esta experiencia me ha permitido trascender la creencia de que un ataque hiere necesariamente. Aquí, por el contrario, me ha fortalecido, tanto en conciencia como en potencial energético. La fuerza fue recogida sin impactar la estructura e inmediatamente puesta en circulación, sin dejar el tiempo de un choque o una huella. El impulso de muerte se ha convertido en un impulso de vida.

******************************

Posesiones, hechizos, sensación de ser infectada por entidades

Aquí el miedo está relacionado con un bloqueo en el nivel del poder. Estamos proyectando en la impotencia por la creencia de que una forma tiene poder sobre nosotros, la posibilidad de influir en nosotros y actuar a través y en contra de nosotros, a pesar de nuestra voluntad.

Nos negamos a asumir nuestro poder-de, nuestra soberanía, y creemos ser el objeto / el juguete de entidades poderosas que se sirven de nosotros. Estas fuerzas corresponden a los impulsos de muerte, autodestrucción, y a los miedos. En el mundo astral aún más inmediatamente que en el mundo ordinario, la creencia genera experiencia...

**********************

Sobre los fenómenos de posesión. La posesión es la canalización y la incorporación de una entidad astral, excepto que en este caso se trata de una incorporación "forzada", coacción, donde el canal ya no está en soberanía y se exime de sus actos. El ego está eclipsado y ya no puede asegurar su papel de guardián.

En el marco del proceso de despertar y de la exploración / confrontación del astral, nos las zonas donde subsisten recuerdos de traumas, cuenta, impotencia. Principalmente cuando la infancia fue maltratada por un contexto familiar violento, malsano o aterrador, y frente a traumas que no pudieron ser reconocidos y atendidos (o aún en el legado forzado de la estirpe), estas fuerzas a veces logran abrumar la Psique. En este caso la personalidad se disocia y un sub-personaje "demoníaco" toma el control de la interfaz humana por un tiempo más o menos largo, y para hacerle cometer actos más o menos destructivos y caóticos. Así es en delirios esquizofrenia donde la persona salió del contexto del mundo ordinario y sumergida en una realidad terrorífica, insoportable, donde debe luchar para sobrevivir.

Podemos encontrar también enfrentados con la otra vertiente, la overkill, la tentación de matar (a nosotros mismos y / u otros) para detener el sufrimiento engramas en las memorias que se presentan a nosotros en el enfrentamiento a la ilusión astral .

Lo que es importante entender es que cuando estamos conectados en el mundo astral, la ilusión de realidad opera y nos proyecta en el drama. Nos encontramos momentáneamente atrapados en la ilusión. En la experiencia en que nos sentimos bajo el dominio de una fuerza malvada, es importante salir de la situación subiendo en frecuencias.

Para triunfar de esta prueba si se presenta a nosotros, alineamos sobre la ley de uno, llamemos al socorro del arcángel, hagamos brotar el impulso de la vida y rechazamos ceder a la "tentación del mal". si nosotros Estamos obligados a "hacer un acto", elegiremos un derivada benin que aplique uno o varios de los elementos (agua fuego tierra aire), que nos ayudarán a conectar con el reino archangélique y hacer que cesen la presión astral.

Para alinearse y remontar en frecuencias, les propongo esta proclamación, que servirá en todos los casos: " desde la presencia, conciencia, potencia, yo soy. El amor circula a través de mí. Que la ley de uno resuena en este lugar, que este lugar siga en el amor de uno. "

Y en el caso particular del dominio de una entidad: " soy soberano en mi reino. Que todas las fuerzas se alinean con lo divino en mí, aquí, ahora, siempre. "

**********************************

Sobre el miedo / creencia de ser hechizado. Es un posicionamiento que mete las creencias de victimización, celos, envidia, mala suerte, persecución. Es un proceso peligroso ya que puede provocar delirios psicóticos, paranoia, y desembocar en comportamientos "a cambio" de tipo maldiciones, violencia y encantamiento. Es a menudo el que se cree embrujado que finalmente va a lanzar el primer hechizo a su presunto perseguidor! Aquí el fenómeno de espejo astral es especialmente activo y perverso. Mi primer consejo será romper la relación tóxica que sientes la maldad y la nocividad en tus campos psíquico, físico y energético.

A continuación, no lo he experimentado en este caso preciso, pero la burbuja azul-Blanca en la que he testificado me parece una buena pista. El proceso de absorción - neutralización - reasignación de fuerzas.

Llama al campo archangélique para que activa en ti esta burbuja azul-Blanca eléctrica que va a neutralizar todas las cargas posibles en lugar de que te lastimen y reasignar fuerzas no en efecto regreso sino para tu propia obra energética.

**********************************

Sobre la sensación de ser infectada por entidades: esta sensación implica la creencia de la ausencia de protección eficaz; que nuestro aura no es impermeable, que atraemos fuerzas oscuras que se van a colgar a nosotros, bombear nuestra energía y empañar nuestra luz . En la base psíquica, a menudo implica que rechazamos la exhaustividad de los estados interiores: queremos reconocer como única luz, y cuando hay una nube que oscurece nuestra psique, nos que es una entidad exterior que lo provoca, porque esto No puede ser generado por nosotros mismos. Un intento de proyectar la sombra y la angustia en el exterior; una negativa a asumir de sentir emociones oscuras o sentimientos complejos. Es una mécompréhension de la experiencia humana, que es ser atravesada como el cielo por una atmósfera cambiante y impermanente, mientras que sigue siendo de la misma esencia inalterable. Para llegar a la obra de puente entre los planes, debemos aceptar ser atravesado por todos los estados interiores sin temer ni negar, y sobre todo sin identificarse ni los. Así que ya no necesitamos excusa exterior para justificar cuando bajamos en baja frecuencia; es sólo un hecho que podemos observar sin atarse, lo que le permite pasar tan rápido como había venido, sin se en Nuestra Resistencia e ilusión.

Por tanto, no niego que existen tales fenómenos de intromisiones, porque nuestra creencia genera en parte nuestra experiencia, y esto es especialmente cierto e inmediato en conexión con el plan astral, lugar de residencia de estas entidades.

Yo mismo lo viví en un momento de mi experiencia. Debido a la mediumnidad de muchas entidades parásitos se habían colgado en mi campo y a veces pasaban a través de mí, cuando no estaba centrado, causando reacciones, necesidades, que no eran mías. Para terminar con esto cuando lo había identificado, había encendido un fuego de transmutación en el que he purificado toda mi estructura de la época.

Para deshacerse de las entidades parásitos, usted proclamaréis aquí otra vez su soberanía y les pedirá que regresen a su territorio o les propondrán para los en la luz de uno. Tienes que imponerse a ellas, su. Te enfrentan a tu capacidad para posicionar, y hacer respetar tu integridad.

***************

La próxima parte tratará de otra trampa del astral: los deseos (prueba de maestría)

11 vues

Comments


Catégories
Posts Récents
Archives
Retrouvez-nous
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page