top of page

Disolver las velas de la ilusión-3 Reuniendo partes multidimensionales


Qué significa multidimensionalidad? En mi comprensión actual, el término cubre dos procesos.

A nivel de seres humanos y a través del astral, la multidimensionalidad es consciente cuando, en nuestro espacio interior, hemos conectado, reconocido, armonizado e integrado varias experiencias a través del tiempo y el espacio, y que hemos reunido estas experiencias / estas Acciones en el centro de nuestro corazón.

En el puente entre los reinados y la ampliación de la conciencia, la conciencia multidimensional se establece cuando se entiende una situación, una experiencia vivida, desde varios puntos de vista simultáneamente, correspondiente a diferentes campos de frecuencias / conciencia. Es una manera cuántica de leer el momento presente, con múltiples informaciones que se alinean y se complementan.

Reunir las acciones multidimensionales es uno de los procesos realizados actualmente por muchas almas en en el camino de la unidad.

"conoce a ti mismo... y conocerás el universo y los dioses".

Esta frase, inscrita en el frontón del templo de delphi y atribuida a Sócrates, es un ejemplo del trabajo interior de reunión de las acciones multidimensionales.

En mi comprensión somos una experiencia colectiva: los seres humanos habitan en cuerpos y personalidades separadas pero están conectados por la conciencia y la energía a todas las experiencias vividas por los seres humanos (a través del plan astral), e incluso bien al - más allá cuando abren sus puertas interiores y realizan su potencial de puente entre los reinados.

En el marco del desarrollo de la multidimensionalidad, conoces a ti mismo significa aquí: Conéctate a ti mismo - acepta entrar en la profundidad de tu espacio psíquico - y descubre el universo interior. Cuando conozcas este espacio, que no vas a estar perdido y que sea armonizado, te abrirás en otros espacios más amplios.

Esta frase también explica que somos la puerta de entrada hacia el todo, por el interior, y no buscando en el exterior. Que en nosotros se encuentra el acceso al conocimiento, a la suma de las experiencias y a la armonía global.

Desde la receptividad, la acogida de lo que se presenta a la conciencia, a veces descubrimos dentro de otras experiencias humanas de las que nos sentimos muy cerca. En General estas vidas contactados tienen una parte traumática sin resolver y llaman a la ayuda.

En nuestras conexiones interiores, hasta que no hemos desactivado las creencias al karma, estamos llevando a disolver los karma que resuenan con nuestra experiencia. En meditación o en sueño o en viaje astral, estamos proyectado en otras vidas, otros tiempos, otros cuerpos, donde encontramos experiencias que no se han concedido, que han quedado bloqueadas, incompletas, sin resolver, disharmonieuses. Estas experiencias en sufrimiento siguen emitiendo pulsaciones, como llamadas de socorro, y nos llaman en nuestra función de puente para ir a ayudar a resolver. Es por el astral que viajamos entre líneas de tiempo, épocas, vidas paralelas.

Mis experiencias propias de conexión a estas vidas son variadas: algunas están armonizadas en cuestión de minutos, para otros esto se ha extendido en varias sesiones y a veces varios años. A veces resolví sola, a veces tomó la participación de otras almas en para jugar juntos, desde este plan, escenas en correspondencia con lo que bloqueaba "allí"... a veces estoy acompañada de una muy querida amiga que Me ayuda a iniciar estas conexiones, gracias a su talento para conectarse a las profundidades de sus semejantes. A veces me encontré totalmente identificada con el cuerpo y la conciencia que vivía esta otra vida, a veces tuve algunos fragmentos de información, a veces me encontré proyectada en una escena y un lugar desconocido con una impresión de extrañeza, otros Vez creyendo estar en mi casa. A menudo la escena fue dramática. A veces solo estaba en observadora sobre el escenario, como si observara una película...

Cuando esto sucede en mí, siento una necesidad imperiosa de armonizar, de resolver, de. La escena traumática. Siempre hay un enlace, una resonancia. En mí algo está en conflicto, puede ser muy incómodo como casi insignificante, y esto va a conectar con esta otra vida donde las proporciones de desarmonía son mucho más grandes. En resonancia, es por la desarmonía que hay en un momento en mí que voy a conectar a otra vida donde se quedó atascado, sin resolver.

Para resolver, allí también he tenido experiencias muy variadas, a veces inmediatas y fáciles, a veces generando pruebas para mí y luces de transmutación. El principio general es reajustar y hacer circular el amor en la situación anudada, y proponer soluciones imaginativas desde la conciencia global. Por eso abro el canal y dejo que se a través de mí la presencia, la conciencia y el poder. Desde el astral podemos reescribir el pasado como el futuro, circular en el tiempo sin ningún problema ya que no es lineal allí.

La experiencia finalmente resuelta abandona el astral desde donde llama a la liberación, y vuelve el ser multidimensional unificado. El astral se encuentra saneado, sableado de una de las huellas que vibraba la desarmonía.

Este proceso consiste en traer "a casa" la suma de las experiencias, desde la aceptación de lo que ha sido y la conciencia global. Nos enriquece con todas las vivencias que conocimos y conectamos en él.

Sin embargo, el hecho de que este proceso pase por el astral abre aún a la ilusión, y es importante estar alerta sobre nuestras creencias, etiquetas y accesorios.

Cuando fingimos que es una vida anterior, desde mi punto de vista es incorrecto. Esta creencia está extendida para nos a ir a resolver porque nos hemos identificado, pero por una parte no hay anterior, el tiempo lineal existe justo en el plano de la materia pero se suprime desde el astral, donde las experiencias Son simultáneas. Por otra parte, no es "yo" que viví esta vida de la que de repente recuerdo de manera llamativa y en la que me encuentro proyectada con todas las emociones y dilemas sentir, las escenas familiares, los familiares reconocidos. Es sólo que en nuestra calidad de puente compasivo, estamos conectados a este recuerdo desafinado cuando en un momento de nuestra experiencia singular, algo resuena en la disonancia (!). Entonces las altas partes del ser, que desean reunir lo que fue separado y conceder lo que dissone, trabajan a través de nosotros para resolver, reunificar, a nivel de la humanidad como experiencia colectiva.

Pero el concepto de vida anterior es una ilusión astral que apunta a halagar el ego y / o a sentir culpable, según el escenario descubierto.

Es interesante que las personas que viven este proceso a menudo encuentren vidas de Atlántida, Egipto, cátaros, templarios, brujas, entre otros. Esto se explica por el hecho de que por una parte fueron experiencias traumáticas que dejaron disharmonies, y por otra parte estas experiencias trabajaban mucho en el astral y dejaron la huella de poderosos égrégores y fuerzas aún motivación.

Cuando trabajamos para resolver en el plan astral, importa por una parte romper lo falso, lo ilusorio, volviendo al simple, al verdadero, al sano. La idea del karma se basa en la dualidad, el bien y el mal y las creencias de culpabilidad. Resolver el karma vuelve a abrazar todo esto, reunificar, hacer circular la energía amor adentro y disolver las creencias, ver dónde se encuentran las fantasías, las "impresión de", y las depositar como ilusión.

Y por otra parte, es importante no permanecer atrapado en estas proyecciones de otros espacios-Tiempo, sino al contrario de todo traer al presente y a la presencia. Es aquí y ahora que se hace la gran obra de armonización, y no en estos otros espacios-Tiempo.

Al trabajar en este proceso de resoluciones, nos nuestra experiencia y nuestra estructura de lo que descubrimos en estas conexiones interiores, una situación finalmente resuelta nos ofrece a cambio sus virtudes y tesoros, y incorporamos cada vez más la energía armonizador, En componentes cada vez más amplios y puros.

Y también, gracias a esta experiencia, resolvemos la huella que resonaba en nosotros, la desarmonía que nos ponía en incomodidad. De haber resuelto en el astral, para una experiencia " a distancia ", viene armonizar nuestra " vida desde aquí ". en este marco el proceso de reunión de las acciones multidimensionales tiene una virtud de curación de la psique.

Lo mismo sucede con otras formas del astral que son los mitos y leyendas: si deseamos trabajar con su apoyo para armonizar los segmentos de nuestra psique, debemos los, los a la vida y al servicio de la Aquí y ahora. Y sobre todo, siempre recordar que son soportes, formas, y nada más que eso. Están al servicio de nuestra experiencia. Y cuando se entienden e integran, ya no necesitamos el soporte de su forma para vibrar las frecuencias y soluciones a las que corresponden y es hora de los.

En estos trabajos debemos mantener una vigilancia y nuestra soberanía porque bajo las formas, existe en el astral de las fuerzas que tratan de influir en nosotros, de nos para actuar sobre el plan material al que no tienen acceso directamente. Cuando uno se une a un egregor / un arquetipo / un mito / una leyenda: en el astral esta forma está viva y como todas las formas quiere vivir, crecer y alimentarse, y para eso necesita humanos a su servicio. Estos égrégores van a intentar apropiarse de nuestra energía, nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestra atención. Si sentimos la llamada a conectarnos a pesar de esto, vamos a cuidar bien centrarnos y permanecer en nuestra soberanía. Una de las trampas sería aquí la fascinación y la identificación: tomar por ejemplo para una sacerdotisa de Isis o merlín el encantador o un templario, y creer que esta identidad prevalece sobre nuestra experiencia encarnada actual. Aquí se encuentra un espejismo peligroso, que nos sale de nuestra única verdadera misión: vivir la vida en la que estamos encarnado ahora!

10 vues

Commentaires


Catégories
Posts Récents
Archives
Retrouvez-nous
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page